Contar la historia de una forma fácil, entretenida, para que los más pequeños la conozcan, es el objetivo que persigue Astrid Antuña Llorens, autora del cuento “La muralla ciclópea”, ilustrado por Rocío Sepúlveda Martínez, que será presentado mañana domingo, día 26, a los 12 del mediodía, en el teatro municipal de Ibros. El cuento se publicó este verano y lleva, hasta ahora, unos doscientos ejemplares vendidos; aunque como dice su autora “Esto no lo hacemos para hacernos ricas, es un hobby que nos gusta”.

-¿Cómo surgió la idea de escribir un cuento sobre el tema de la muralla de Ibros?

Astrid Antuña

-Rocío y yo habíamos escrito juntas otros libros de historia sobre leyendas de Linares, para niños, que ya se habían representado con títeres. Luego, cuando Rocío empezó a trabajar como maestra en el colegio de Infantil de Ibros, me dio la idea de escribir un cuento, como lo habíamos hecho con los de Cástulo, pero de Ibros, y me habló de la muralla. La leyenda de los ciclopes nos pareció muy interesante. Unos personajes muy divertidos para que los niños, tan pequeñitos, empezaran a conocer un poco la historia, la que se supone tienes que estudiar de mayor, pero contada de otra manera. Empezamos con los ciclopes, metiendo un poco de mitología para que se fueran habituando y, también, para que ellos le dieran importancia a la muralla y a lo que hay en su propio pueblo.  Un cuento para los niños, contado de una manera fácil, que lo puedan entender, divertido. Intentamos que sea didáctico y que tenga una moraleja.

-¿Siempre escribe los cuentos con temática histórica?

-Es que escribo sobre historia, yo soy genealogista y me dedico a la documentación. Entonces soy muy estricta con la historia. Muy estricta en el sentido de que me documento, voy a archivos y me gusta lo que hay escrito, no le meto sentimientos,  me baso en lo que está en los archivos.

-A través de los cuentos con temática histórica es una manera de acercar la historia a los niños.

-Sí, porque ellos empiezan conociendo quién es un cartaginés, un ibero, un romano. Si esto no se aprende desde pequeño luego cuando te lo empiezan a explicar en la ESO es como una cosa que no tiene ningún sentido. De alguna manera se empieza como a enamorar de la historia. Son cuentos para acercar la historia a los niños, con ilustraciones bonitas y todos con moraleja.

He sido profesora muchos años de mayores. Cuando daba clases de Ciencias, me decían mis alumnos; “Es que la historia es un rollo. Y yo les decía; no lo entiendo, ¿Quién os ha contado la historia para que digáis que es un rollo?. Por eso nos pareció importante que los niños desde pequeños entendieran la historia de otra manera.

-Sus libros tienen siempre el escenario de la provincia de Jaén: Cástulo, Linares, ahora Ibros.

Siempre de la provincia de Jaén. Aunque yo no soy de Jaén, llevo muchos años viviendo en esta provincia, desde los 20 años. Ahora me he venido a Madrid, pero si hay alguien que está convencida y enamorada de la provincia de Jaén soy yo, creo que es la gran olvidada, lo siento, en muchos sentidos y en historia también.

-Cástulo está muy presente en sus obras.

Cástulo es cómo una asignatura pendiente. He visitado todos los yacimientos arqueológicos que pueden ver en España, hasta los más pequeños, y no entiendo por qué no se le da la importancia real que tiene y que tuvo, no sólo Cástulo sino la provincia de Jaén en sí, a nivel de historia, en todas las fases. Entonces, me molesta mucho. Es una batalla que tenemos Roció y yo, en darle importancia a la provincia de Jaén, que realmente tiene y que la gente de Jaén se sienta orgullosa, sea de Linares o de Ibros o del pueblo que sea, y se sientan orgullosos del sitio donde están viviendo y de la historia de su pueblo.

-¿Qué mensaje transmitiría a las personas que estarán en este acto?

Me gustaría que se hicieran más actividades con respecto a la historia de la zona, que la gente participe. En Linares si se participa más con las fiestas ibero romanas. Que haya más colaboración en los colegios, más club de lectura sobre la historia del pueblo. Esto es lo que yo quiero transmitir. Esa es la batalla que tenemos nosotras dos, aunque es como luchar contra molinos de viento.

PROYECTO EDUCATIVO «CONOCIENDO A LOS IBEROS».

Rocío Sepúlveda

Rocío Sepúlveda es maestra de educación infantil en el colegio público de Ibros. Lleva muchos años inmersa en el mundo de las asociaciones que organizan las fiestas ibero romanas en su ciudad natal, Linares. Una de sus aficiones es el dibujo, ha ilustrado varios cuentos infantiles, algunos de ellos de su amiga Astrid Antuña, y  también ilustró la portada del libro “Cástulo ciudad de leyenda”.

En el colegio de Ibros, del que este es su segundo año como maestra, está llevando a cabo un proyecto educativo que empezó el año pasado, de dar a conocer a los niños el origen de su pueblo, Ibros, a través de sus personajes fundadores: los iberos. Una labor ciertamente interesante,

-¿El proyecto educativo de conocer los iberos en el aula va unido siempre a un cuento?.

Así es. Ahora mismo se está trabajando solamente en el aula de 2º de Infantil. En el segundo trimestre será en todo el colegio. El año pasado trabajamos con el cuento “La leyenda del dragón y las dos hermanas”, hicimos un guiñol para el día del Libro, con marionetas y este domingo se va a representar el cuento “La muralla ciclópea” gracias al club de lectura de aquí del pueblo.

En este proyecto educativo hablamos de quienes eran los iberos, en qué época estuvieron, de dónde salían, cómo se vestían, qué comían. Qué pintaban aquí en Ibros, y del guerrero ibero que está enfocado hacia Cástulo. Trabajamos con dibujos que ilustran el perfil de los personajes de la época. Por ejemplo, la mujer ibera, diferenciando la adulta con la joven, con detalles que se aprecian.

-Los niños estarán encantados con este proyecto.

Esto lo disfrutan más. Aquí se trabaja el lenguaje, lo artístico, se trabaja las matemáticas, pero la motivación que da este proyecto, que ellos lo sienten como suyo, de aquí, la motivación es increíble. Las niñas quieren ser princesas guerreras. Más de la mitad de las niñas que salen en los desfiles de las fiestas iberorromanas que celebra mi asociación quieren ir vestidas de guerreras.

-Hablemos del cuento, de su ilustración, de su proceso.

Durante el verano estuve dibujando el cuento. Todo empezó al final del curso pasado, la seño Manuela fue la que nos contó toda la historia de las murallas, de los iberos en Ibros, del guerrero ibero, de la leyenda de los ciclopes. Me gustó muchísimo la historia de las murallas y le pasé toda la información a Astrid, y escribió el cuento. El cuento tiene 25 páginas aproximadamente, en letra de caligrafía, para que los niños lo puedan leer.

-¿Qué actividades van a desarrollar próximamente dentro de este proyecto?.

Hemos hecho a través de materiales, puzles, actividades interactivas, los niños colorean los personajes.   Vamos a visitar una panadería del pueblo para que los niños conozcan cómo se hacía el pan en aquella época¨: “pan de Ibris”.   y antes de que finalice el curso queremos realizar una visita a Cástulo y al museo arqueológico de Linares,

Queremos vestir todo el colegio para cuando hagamos las fiestas ibero romanas en Ibros, que todo el pueblo colabore, que potenciemos nuestras costumbres, nuestros orígenes. Que aquí hay mucho, Ibros es muy bonito. Soy una enamorada de este pueblo, en el que llevo algo más de un año en el colegio. Soy una enamorada de mi tierra, de Linares y de la provincia entera.

 

Rafael Espadas

Rafael Espadas

Editor

Rafael Espadas

Por Rafael Espadas

Editor